• CSG

JB

Actualizado: feb 1

El acrónimo de este famoso whisky lo usábamos en el estudio para referirnos a un pequeño proyecto lleno de ilusión.


Hace poco, en una cena con exquisitos manjares presidida por grandes copas llenas de San Román con taninos de Toro, nuestros primos Begoña y José (JB) nos comentaron que querían cambiar alguno de los muebles de su cocina, algo deteriorados por el uso intensivo de expertos cocineros. Aunque su intención era elegir algún modelo de IKEA, aquel mosto fue arraigándose en nuestras voluntades y nuestro inconsciente automático se impuso a la razón.


Ya en el estudio, debatiendo entre IKEA o NUZZI, se nos ocurrió invadir el salón con los fogones y revertir dos espacios definidos en uno solo, fluido, con luz y vistas compartidas.


Se demolió el tabique que unía cocina y salón y lo sustituimos por una triple mampara acristalada de grandes hojas correderas. Sustituimos los tradicionales muebles de cocina por un exquisito mobiliario de madera que se prolonga por el salón uniendo inexorablemente, usos y calidades. Cambiamos el antiguo suelo de la cocina por un autoportante de Roble que aporta continuidad visual. Instalamos una delicada isla multiusos forrada de sutil Carrara.


La antaña pretensión del pequeño cambio de mobiliario ha supuesto para la familia JB, la mutación de la rutina de los espacios más usados de la casa que ahora es solo uno.


En la cena de inauguración, el aperitivo se sirvió sobre el mármol de Carrara y los anfitriones por miedo a que les reformásemos también dormitorios y jardín, sustituyeron el San Román por Coca-Cola Zero.


F.N.

Entradas Recientes

Ver todo