• CSG

ARROGANCIA

Hoy, después de muchos años de distancia, he vuelto a charlar con mi querido amigo Felipe, amigo de azules y risas, de fantasía y emociones.


Y, con el aval de los años que todo lo excusa, me ha confesado su culpa de sal y bañador.


Vestida de rojo, escotada apenas para enseñar el arranque de sus hombros, …”. Y cuando estrechó aquel talle que se cimbreaba y sintió el latir de su emoción, se sumergió, ya para el resto de su vida, en el botín de la pasión.


Y así fueron todos los veranos, precedidos de invernales y tiernas cartas llenas de ausencia y amor, veranos de ternura y complicidad, veranos de poesía y besos.


Pero, después de un anónimo y largo invierno, de otra vida de rutina y estudio, esta vez ya, sin cartas ni epístolas, al verla de nuevo, con la arrogancia del que se siente invencible, del que se sabe eternamente amado, dejó que le arrebataran ya para siempre, aquél rojo talle que se cimbreaba de emoción.


Vanidad y penitencia.



F.N.




Entradas Recientes

Ver todo

EINSTEIN

SOLOS