• CSG

EINSTEIN

Seguro que todos hemos tenido compañeros que, sin distinguirse como buenos estudiantes finalmente, la vida les ha compensado con un poquito de éxito.


Newton fue un muchacho retraído, ausente, extremadamente susceptible y de aspecto nostálgico que descubrió la ley de la gravedad en un mundo infame.


Gracias a Pasteur, los médicos, todos nosotros, nos lavamos las manos. Su “Teoría del germen de la enfermedad”, la formuló a pesar de ser el peor estudiante y de perder su plaza en la Escuela Superior.


Edison, genio entre genios, cabezón y enfermizo, no tuvo dificultades para ser el último de la clase, “demasiado estúpido para aprender, nada”.


El propio Einstein, lento aprendiendo, con problemas de lenguaje y dificultad para memorizar no es admitido en la universidad de Zurich, universidad que años más tarde le llena de honores y le ofrece una cátedra.


“Su rendimiento, sus resultados, son insatisfactorios. No asimila bien. A menudo se encuentra perdido, porque no escucha. Creo que quiere ser científico y, en las circunstancias actuales, me parece ridículo. Sería una pérdida de tiempo …”.

Y, Botero y, Jaime Bernal y, Hawking y, Eduardo Posada y, Darwin, Emilio Yunis y, el premio nobel de medicina John Gurdon y, Galois padre del álgebra moderna y, Churchill, “inestable y confuso” y, Verdi y, nuestro querido ¡Picasso! y, Debussy y, Leonardo y Unamuno y, Yourcenar y, nuestro Balzac autor de nuestro avaro “Grandet”, indisciplinado y distraido y, Craig y, Ellison, fundador de Oracle y, Bill Gates y, …



F.N









233 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

QUEVEDO

SOLOS