• CSG

JUVENTUD

Debe ser condición y rasgo inequívoco de mi canosa madurez quejarme de los jóvenes. Reniego de la ropa que llevan, de lo que podrían haber estudiado, por no leer, por la música que oyen, el tiempo que le dedican a redes e instagramers, por trasnochar demasiado, por hablar “en plan”, por esto, por aquello, …


Pero claro, vagando por el fondo de mi alma, he de reconocer que a mi alrededor solo hay jóvenes con increíbles dones, jóvenes mejores que los de aquella generación de azules veranos, BHs y Speedos.


Como mi querido Pablo, un arquitecto que ha renunciado a proyectos elegantes y reuniones de corbata por botas de obra, polvo y radiales. Solo por aprender, por saber lo que es un hueco doble, los negativos de un forjado o cómo recibe un precerco. Increíble ejemplo de superación y perseverancia.


Como mis queridos sobrinos María y Luis, que han elegido el lado difícil de la vida, vida de estudio y renuncia. Honestidad, talento y vocación.


Como mi querido hijo Jorge, al que su nobleza le ha llevado a querer a su padre por encima de todo. ¡Por su permanente y enorme capacidad para ser cada día mejor!


Como mi querido Sergio, cuya humildad y tenacidad deberían estudiarse en alguna universidad de prestigio internacional.


Como mi querido sobrino Jaime, cuyo pundonor y amor por la vida, solo es comparable al de Philippe en “Intocable”.


Como mi cliente Íñigo (28 años), ejemplo para muchos, ejemplo de decisión, ánimo, iniciativa, seguridad y atrevimiento.


Como muchísimos amigos de mis hijos e hijos de mis amigos, trabajadores, respetuosos, ejemplos de vida para un carca resabiado.


Y por supuesto, como mis Paloma, Mía, Jaime, Pablo, Cristina, Álvaro, Rocío, Icíar, Belén, … a los que su disciplina e infinitos talentos les están llevando por caminos de éxito y perfección.


¡Renuncio al pop de los 80´s!



F.N.




164 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

EINSTEIN

SOLOS