• CSG

QUEVEDO

Érase un hombre como Macbeth, errado,

érase un diseño de obra masiva,

érase un lápiz que terminó en deriva,

érase un hombre por la fama, atado;


era un reloj de sol mal situado,

érase un museo de planta altiva,

érase un kurssal de verde oliva,

éra un banco de rojo adorado;


era una abulense lonja austera,

érase un hombre en Berlín ahíto,

la soberbia del Prado, aligera;


érase algo que, si quiero, omito,

muchísima arquitectura encera,

que para Mies fuera delito.


Quevedo & F.N.




193 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

PANDEMIA

CARA a CARA

EINSTEIN